All Posts By

Claudio Olivares Medina

Camila posa con su bicicleta de correos

Nueva energía en correos

por | Retratos urbanos | Inicia el diálogo

Camila posa con su bicicleta de correos
Camila trabaja hace dos meses en Correos de Chile. Y en una actividad dominada por lo hombres resulta muy alentador ver su presencia vistiendo y pedaleando “la roja” de correos. Me comenta que “no hay muchas mujeres porque dicen que es un trabajo pesado”. De las cosas más lindas que le ha pasado en este corto tiempo repartiendo cartas y encomiendas en Ñuñoa, ha sido la amabilidad de muchas personas, que la reciben ofreciéndole agua, jugo y hasta dulces. Así va construyendo sus relaciones dentro de la última milla del servicio postal chileno, que de a poco se va adaptando y asumiendo su rol en un mundo donde el comercio internacional, globalizado, ha modificado el formato de la correspondencia.

Fresquitos, de La Ligua

por | Retratos urbanos | One Comment

El 13 de febrero acompañé a Don Wilson y su sobrino Javier durante gran parte de su recorrido de la mañana. Durante esa jornada entrega y vende diarios, reparte “humitas” y vende dulces de La Ligua, frescos cada día. Supe de su actividad el pasado Septiembre, cuando al pasar le robé una foto cuando regresaba de vender en la playa en su triciclo.

Algunos clientes le echaban bromas al ver la compañía de un fotógrafo. “¿Anda con prensa Don Wilson?”

Trabaja hace ya casi 47 años en el sector de La Laguna, comuna se Zapallar. “Desde cuando eran dos casas”. Me contó y mostró quiénes eran los vecinos que vivían acá y también de algunos ilustres, como su “amigo” Leonel Herrera, ex jugador del Colo-Colo del 73. Pasamos por la casa que arrendó para este verano a dejarle el diario y don Wilson le ofreció pasteles, los que prefirió para la tarde. Su nieta recibió de regalo una “almeja”. Ahí aproveche de confirmar el nombre de ese pastel redondo, con base de masa, capa de manjar y una generosa capa de merengue adornada con bolillas de colores. Otros clientes lo llamaban “bolitas”.

Con lo del jugador del Colo-Colo aprovechamos de conversar sobre otro ilustre del fútbol en Cobreloa, Héctor Puebla, “el Ligua Puebla”, pese a que originalmente es de Valle Hermoso. Su sobrino Javier me comentó que sigue yendo a la zona. Muchos van a sacarse fotos con él, pero dice entre risas que algunos van más que nada por sacarse fotos con la camiseta que el mismo Maradona le deió luego de un partido donde tuvo fiera marca “del Ligua”.

Fanático del Colo, don Wilson.

Está cansado. Por estos días anda “mas o menos nomás… aquí”. Parece que son sus pulmones. Pero él sigue con su pucho. Dice que es uno nomás. Lo he visto pedalear poco. Eso explica la presencia de Javier, quien vino desde Angostura de Paine –donde vende dulces y bebidas en los tacos antes del peaje.

Me sopló que hay más de 30 fábricas de dulces en La Ligua, algunas buenas y otras malas. El prefiere comprar bueno aunque le cuesten $50 más por dulce, así se asegura de llevarle siempre cosas buenas a sus clientes. Creo que lo único que don Wilson no puede elegir llevar bueno a sus clientes, son las noticias.

No todo lo que está botado es desecho

por | Retratos urbanos | Inicia el diálogo

Lo vi con media cuadra de distancia. Ambos observábamos un toldo que yacía invertido en la vereda apoyado en los muros de una casa esquina. Nos miramos y sin palabras nos dimos cuenta que el artefacto no era desecho, si no que había escapado gracias al viento, que lo dejó alejado de su función en la calle. Tocamos el timbre y Gabriel gritó hacia la casa, con mucho más personalidad que yo. Nadie salió.

Nos pusimos de acuerdo, juntos levantamos la estructura y la regresamos, como pudimos, dentro de la propiedad. El resto de la tarea es cosa que los que disfrutarán de su sombra, al menos un día más, si el viento se los permite.

Gabriel trabaja hace mas de 20 años como recolector. Vende lo que encuentra en la feria de Lo Hermida, Peñalolén. Le llamó la atención mi cámara y aprovecha de comentarme que ahí mismo vendió hace poco una buena cantidad de accesorios de fotografía que una persona le regaló luego de cerrar su tienda.

Nos dimos un apretón de manos y seguimos cada uno nuestro camino.

Noticias a domicilio

por | Retratos urbanos | Inicia el diálogo

En días hábiles, recién estrenada la tarde, es la hora punta de su trabajo. Recorre Providencia en su bicicleta adaptada a lo Huaso Style para pedalear más erguido y habilitar una zona de carga de una antigua bicicleta de ruta, como hacen muchos de los que comparten su actividad. Reparte el periódico con las “noticias del medio día”. De él aprendí que su oficio no se llama “Suplementero”: “ellos son los que venden los diarios, ya sea en la calle o en quioscos”. Su rol es el de “Repartidor de Suscripciones”. Ese trabajo consiste en dejar el diario a domicilio a aquellos que han “prepagado” para obtener las noticias impresas, trabajo que este señor lleva haciendo por más de 40 años.

En busca de cobre

por | Retratos urbanos | Inicia el diálogo

Gabriel estaba afanado junto a su triciclo tratando de desarmar una máquina de aire acondicionado que alguien desechó. No tenía la herramienta adecuada y a duras penas doblaba las latas de la carrocería para poder acceder al cobre, que es lo que realmente le sirve. Pese a su timidez accedió a ser retratado y a conversar unos instantes.

“Tengo hace poco este triciclo, el anterior me lo robaron con el cuento del tío (o la técnica milenaria).”

Engatusado con un supuesto trabajo y algo de efectivo, dejó su triciclo para ingresar a una propiedad a cuidar del jardín. Nada tenía que ver esta con quien solicitó el trabajo, momento en que el timador aprovechó para escaparse con el triciclo y toda su carga, dejando a Gabriel en una incómoda situación dentro de un espacio completamente ajeno.

Le presté un destornillador y con eso pudo acceder con facilidad a lo que buscaba.

Caleta Ñuñoa, verduras a domicilio

por | Retratos urbanos | Inicia el diálogo


Pedaleando camino a la oficina veo una bicicleta roja, un Short John, apoyada en la muralla de una casa. Me detengo para hacerle una foto. Justo en ese momento sale por la puerta su conductor. Se llama Damián. Le cuento que estaba a punto de fotografiar su bici. Le pregunto si puedo hacerle un retrato y acepta sin dudar.

Damián trabaja en la “Caleta Ñuñoa”, una verdulería y pescadería que está en la calle Pedro de Valdivia casi esquina con José Domingo Cañas. Hoy repartía verduras.

La cosa más feliz que le había pasado en el día fue saber “que estamos vivos y tengamos energía para salir adelante.”

Tipos de infra ciclo-inclusiva en Dinamarca

por | Infraestructura | Inicia el diálogo

Hay una frase que resume perfecto el manual de infraestructura ciclo-inclusiva danés: “Las ciclovías aparecen a medida que vas pedaleando”. Y cuanta verdad hay en ella. Son simples, intuitivas y están integradas a la lógica vial. No hay que quebrarse la caeza pensando por dónde sigue o por dónde comienza una ruta. Simplemente aparecen, siempre al costado derecho y en el sentido del tránsito.

Vías compartidas, pistas separadas y ciclovías urbanas e interurbanas, componen la red ciclo-inclusiva de Copenhague y Aarhus, ciudades que visitamos el año 2015 con el curso La Ciudad Ciclable. Y si, después de un buen tiempo con los videos ahí guardados en el disco duro, por fin podemos publicar algo, contando parte de nuestras observaciones.

Las vías compartidas que se muestran o fueron diseñadas con ese fin en mente o simplemente corresponden a vías regulares que funcionan relativamente bien como están o están a la espera de algún proyecto de diseño. El comportamiento de quienes van en automóvil es bastante respetuoso en general con quienes van en bici, principalmente porque en la mayoría de los casos quienes conducen también pedalean, entonces hay mayor empatía en las vías.

Portada de la guia

Guía práctica: Cómo impulsar el ciclismo urbano

por | Sin Clasificar | Inicia el diálogo

Portada de la guia

Esta guía, publicada en conjunto por la Universidad de Los Andes de Colombia y el BID, entrega seis grupos de recomendaciones específicas para mejorar la efectividad de las políticas públicas tendientes a promover el uso de la bicicleta.

Quiero la guía

Cómo impulsar el ciclismo urbano corresponde a la primera guía de una serie de cuatro, que se irá publicando durante el primer semestre de 2017, y nace producto de una investigación de Jeroen Buis y la posterior edición de Hill Consultores. Está orientada a entregar herramientas que permitan establecer a nivel institucional, no sólo del estado, si no también incorporando el rol de la sociedad, mejoras a los procesos y efectividad de las políticas públicas. No basta únicamente que los gobiernos locales ejecuten obras aisladas de un contexto y plan general. Se trata de establecer los mecanismos de participación, presupuestos, capacidades técnicas, entre otros, para sacar adelante un programa de estado, a largo plazo, que contemple la participación de usuarios y ciudadanos en general.

Para esto la guía propone los siguientes pasos:

  1. Definir una visión, que corresponde a definir un Plan Maestro de la Bicicleta que tenga claramente definidos un objetivo, una justificación, un diagnóstico, una relato claro del proceso de construcción del plan, unas estrategias generales, y un modelo de
    seguimiento y gestión
    .
  2. Modificar las organizaciones en dos aspectos, enfoque e infraestructura. Esto implica la necesidad urgente que los profesionales en el sector movilidad reconozcan que el nuevo foco de la planeación de la movilidad no está en los vehículos motorizados sino en las necesidades, la velocidad y la escala humana. Complementando lo anterior, se propone establecer una Oficina de la Bicicleta dentro de la autoridad de movilidad (y también evaluar la creación de esta autoridad en caso que no exista), y también la implementación de una Mesa de Trabajo Intersectorial.
  3. Explorar tres fuentes de financiación. Primero, que los gobiernos nacionales, además de identificar los desafíos (como el caso de chile con la Política Nacional de Desarrollo Urbano) destinen presupuesto para llevar a cabo sus políticas (nuevamente en el caso de Chile sirve como ejemplo la promesa presidencial de 190km de ciclovías en regiones, pero a escalas mucho mayores). Explorar financiamiento a través de cooperaciones multilaterales, por ejemplo, a través de organismos de cooperación internacional, que además del financiamiento puede ayudar a potenciar el liderazgo político. Un par de ejemplos de esto son el programa de ciudades emergentes y sostenibles del BID o el ST Award recibido por la Municipalidad de Santiago. En tercer lugar está una de las cosas más maravillosas de lograr a nivel local y se trata de monetizar el uso del espacio vial para el financiamiento local. Un par de ejemplos: Que el recaudo por estacionamiento, producto de una buena política de administración, sirvan para financiar ciclovías o mejoras a los espacios peatonales y de permanencia. Que los recaudos por una futura medida de tarificación vial se destinen a fomento de intermodalidad bicicleta-transporte público o a mejoras de infraestructura de este último.
  4. Fortalecer relaciones con cuatro socios estratégicos. Fortalecer las relaciones y cooperación entre las organizaciones ciudadanas, la empresa privada, los medios de comunicación y las instituciones educativas. Trabajando todos juntos y coordinados por un fin común permitirá arrojar resultados quizás a pequeña escala y en el corto plazo. También le trabajo conjunto ayudará a mantener consistencia en el plan general.
  5. Alinear 5 instrumentos de planeación. Plantea establecer coherencia en la pirámide de planeación, entre Políticas, Planes, Programas y Proyectos, además de definir y consolidad una matriz de resultados que permita obtener indicadores de gestión para el Plan Maestro de la Bicicleta.
  6. Articular el Plan Maestro de la Bicicleta con otros seis instrumentos de planificación urbana y regional. Esto es compartir los recursos en función de objetivos comunes con otros planes, como lo sería un Plan de Movilidad, Plan de Salud Pública, Plan de Seguridad Vial, Plan de Calidad del Aire, Plan de Ordenamiento y Usos del Suelo y Planes Seguridad Ciudadana. El trabajo de promoción del ciclismo urbano no es una actividad aislada. La bicicleta trae consigo un montón de co-beneficios que vale la pena reconocer y con eso unir energías con otros grupo de planes y estrategias, no siempre del todo evidentes, de tal manera de establecer acciones coordinadas.

No me cabe duda que este documento será de gran utilidad para comenzar un camino de profundización en los diferentes niveles de gobierno y ciudadanía. No se conciben acciones aisladas sin uno o el otro. Invito a que bajen la guía, comenten, compartan y también aporten.

Este esfuerzo a escala regional (América Latina) ayuda también a que podamos entre las distintas naciones, compartir y aprender de nuestras propias experiencias. Compartimos realidades comunes y ya es momento de inspirarnos entre nosotros.

Quiero la guía

Muévete en bici hoy, será un buen día.

OhBoy Cykelhuset: La casa de bicicletas de Malmö

por | Sin Clasificar | One Comment

Tuve la suerte de conocer a Jennie Fasth en Copenhague en el primer record de velocidad en Bullitt. Jennie está estudiando sistemas de información geográfica en la Universidad de Lund. Escribió este artículo que originalmente fue publicado en el sitio sueco HappyRide.se, traducido al inglés por Mikael de Copenhagenize y que ahora, con permiso de Jennie, publicamos aquí en castellano.

El 23 de octubre de 2015 se dio inicio a lo que se convertiría en la primera “Cyckelhus” o “Casa bicicleta” en Suecia. El proyecto inmobiliario se llama OhBoy y está ubicado en la zona puerto oeste (Västerhamn) de la ciudad de Malmö. Poco a poco están llegando los primeros inquilinos. ¿Cómo es esta Casa Bicicleta? ¿Quiénes son los residentes y qué piensas de su nuevo y particular edificio? Me decidí a averiguarlo.

Pues sus 55 departamentos ya se encuentran arrendados y no hay duda que la gente que tiene integrada la bici en su vida cotidiana fueron los primeros en mudarse. No han llegado todos los inquilinos todavía, pero no se aprecia en ningún caso una falta de bicicletas. En los pasillos de acceso hay muchas bicicletas regulares y también bicicletas de carga. El garaje de bicicletas está también rebosante de actividad.

Hay bicicletas en cada uno de los pisos y a diferencia de los edificios tradicionales, las bicicletas son más que bienvenidas en los corredores de acceso. Las barandas son reforzadas y se ha diseñado de tal forma que haya suficiente espacio para que quepan las bicicletas, incluso las bicicletas más anchas, dejando espacio para caminar y cumpliendo las regulaciones en caso de incendios.

Bicicletas comunitarias y bicicletas de carga

Aunque los residentes aún están llegando, queda mucho por terminar en el edificio. Tres espacios especialmente pensados para ajustar y mantener las bicicletas estarán disponibles pronto, dos fuera del edificio y otro en el subterráneo. Estarán provistos con herramientas para uso comunitario. Estos también tendrán acceso a bicicletas compartidas de la comunidad y a tres bicicletas de hechas a medida por la firma de bicis DIY (hazlo tú mismo) XYZ Cargo.

La firma de arquitectura Hauschild + Siegel estuvo a cargo del diseño, construcción y también está a cargo de la administración del edificio. Invierten una buena cantidad de tiempo buscando soluciones para hacer de este inmueble lo más bici amigable que se pueda. Las bicicletas comunitarias no son la excepción. De manera de maximizar la comodidad de los residentes en una vida libre de automóviles, han provisto las bicicletas de XYZ Cargo de Copenhague. Sumado a los típicos triciclos de carga, los residentes pueden utilizar una bicicleta de carga para el transporte de niños, con una capacidad de 6 pasajeros y un bici taxi con capacidad para 2 pasajeros. Incluso han ordenado también la compra de algunas plegables.

Estas bicicletas de carga tendrán un área de estacionamiento aparte y techada, cerca del estacionamiento de autos e instalaciones para lavar las bicicletas. Después de haber consultado con un arquitecto paisajista, se instaló un sistema amigable con el medio ambiente para el tratamiento de los residuos grasosos de las bicis. El tradicional sistema de separación de aceite será reemplazado por plantas que actuarán como filtros en el proceso de limpieza de agua. Otras consideraciones medioambientales son consistentes con la vegetación, por ejemplo los materiales de construcción del edificio y también la incorporación de paneles solares.

Acceso para las bicicletas en todos lados

La bicicleta para el transporte de niños y el bicitaxi son super anchos, pero el edificio está diseñado para ellos. Todas las puertas son 10cm más anchas de lo normal, lo que hace posible que los residentes puedan ir con sus bicicletas a cualquier lugar dentro del edificio. Incluso directo a su departamento si es necesario. A lo anterior se suma que cada puerta está equipada con un dispositivo de apertura para entrar mayor facilidad al acceso.

Los arquitectos también consideraron la importancia de los radios de giro en las escaleras, más anchas que en los edificios tradicionales. Las bicicletas también entran súper fácil en los ascensores, que son más anchos y profundos de lo común.

Es fácil darse cuenta por qué los pasillos están repletos de bicicletas de carga. Es muy fácil llevarlas directo a tu departamento. Los residentes no tienen que descargar la bici y luego cargar todo hasta el departamento. Ahora lo fácil ya no puede ser más fácil.

No necesitas detenerte en la puerta de entrada. Los departamentos están diseñados incluso para que puedas llegar con tu bici hasta la puerta del refrigerador, si así lo deseas. Las puertas de los departamentos también tienen eso 10 cm. extra sobre la norma. Las cocinas fueron diseñadas por la compañía finlandesa Puustelli y consisten en gabinetes con puertas hechos en abedul esmaltado (gris y blanco en la mayoría de los departamentos) y las cubiertas de los muebles son de granito finlandés. Todas las unidades están equipadas con cocinas a inducción, hornos a convección (circulación de aire caliente), lava vajillas y lavadora.

Una planta abierta (tipo loft) permite una serie de oportunidades para decidir por tí mismo como quieres diseñar la accesibilidad en tu departamento.

Sorprendentemente no se pueden pintar las murallas ni intervenir demasiado los muros. Soluciones para colgar marcos de fotografías y cortinas son provistas por la administración. Necesitas un permiso para taladrar en las murallas.

Independiente del acceso al edificio que los residentes utilicen, las bicicleta fueron tomadas en cuenta en el diseño. Todas las puertas son suficientemente anchas y los ascensores se abren por el frente y por atrás, entonces nunca tendrás que darte la vuelta para ingresar.

Hay buzones disponibles a la entrada para recibir encomiendas y sobres. La idea es que los residentes puedan comprar desde casa, como mucha gente hace, pero también hacer más fácil la recepción de los paquetes. En adición a las bicicletas de carga, también hay un programa de auto comunitario, incluido con el departamento.

Una vida libre de autos.

Es totalmente posible deambular todo el día por el edificio y revisar cada característica y detalle pensado en las bicicletas. Hay pequeños toques en cada lugar que son parte de esta visión general de diseño pensada para personas que han optado por una vida sin autos. Conocimos a algunos de los residentes para conocer por qué eligieron vivir en esta casa bicicleta.

Ola Fagerstrom es un ávido usuario de la bici que tiene varias horas de pedaleo a su haber. Tiene una bici de carga, una de ciclocross y una de montaña en su colección. Trabajó por un año en la empresa danesa de bicicletas de carga Larry vs Harry en Copenhague, por lo que no es sorpresa que el Bullitt sea su bicicleta de carga. Sin duda verás Ola moviéndose sobre su Bullitt por las calles de Malmö. Vendió su auto dos años atrás y no tiene ninguna razón para comprar uno nuevo.

Mudarse a la CykelHuset ha sido una experiencia positiva. El hijo de Ola, Malte, solía pedalear 10k diarios para llegar al colegio en el barrio del oeste del puerto y ahora su viaje es mucho mas corto. Ola disfruta del ambiente industrial de la zona y sus calles calmas. Disfruta de tener una vista libre al otro lado de la calle y la vista al parque Stapelbädds es armónica, dice. Aunque aún hay un poco de ruido de construcción, es bien parejo y bajo. Es imposible escuchar el ruido del parque de skate local o el tráfico alrededor.

La experiencia con bicicleta e Ola ha sido bien aprovechada por la comunidad y ahora tiene la oportunidad de tomar parte en la compra de herramientas para los talleres y las bicicletas comunitarias. Pese a que han sido sólo un par de semanas desde que se mudó, está maravillado. Piensa que es fantástico rodar su Bullitt lleno de carga hasta el ascensor y estacionar frente a la puerta de su departamento.

Otro residente es Johanna Ekne. Vive y trabaja en el edificio y será responsable del Hotel Bicicleta, pronto a inaugurarse, y mientras que su decisión de mudarse aquí estaba relacionada con el trabajo, fue el diseño del lugar lo que enamoró a Johanna. Un espíritu familiar orientado a la innovación y un inmueble dedicado a la vida con bicicletas simplemente se sintieron muy bien y tomaron la decisión de mudarse.

Las cajas de la mudanza aun no han sido vaciadas y hay mucho por hacer, pero Johanna lo ama. El departamento es muy diferente que su antigua departamento en Möllevången, en un edificio 4 pisos y sin ascensor. La familia también tenía problemas para acomodar sus bicicletas. Hoy las bicicletas se estacionan justo fuera de su departamento, lo cual Johanna encuentra simplemente brillante.

La familia mantuvo su auto durante la mudanza y ahora tiene planes de venderlo, algo que Johanna espera con ansiedad. “Será maravilloso, todo es más simple en bicicleta”.

Su familia vive en los últimos departamentos, los que son duplex. Cada departamento en el sexto y séptimo piso, cuenta con amplias terrazas, las cuales eventualmente serán separadas con cierres verdes y flores para brindar algo de privacidad.

Para los residentes que no cuentan con estas amplias terrazas, la vista podrá ser disfrutada desde la terraza del techo. Un invernadero de naranjas está siendo terminado y toda la vegetación estará puesta en abril de este año (2017).

El hotel bicicleta

Las cajas de mudanza están lentamente llegando y se espera que todos los residentes se hayan mudado al momento que el hotel abra. El primero de Marzo de 2017 será el día en que los 32 apartamentos del primer piso estén listos para recibir invitados.

Las habitaciones y baños están en la planta baja. La cocina, sal ase estar y área de trabajo se encuentran subiendo las escaleras. Los invitados tendrán su propia terraza con un pequeño jardín afuera y, durante su estadía, podrán tener acceso libre a las bicicletas de la comunidad. La recepción estará en la planta baja del edificio, pero la idea es que los visitantes se registren por su cuenta. Una lavandería comunitaria también será incluida en la recepción.

Los apartamentos del hotel apuntan a quienes quieren y necesitan estadías largas y también para quienes requieren alojamiento por poco tiempo, por ejemplo para la búsqueda de trabajo. Todos los apartamentos están equipados con escritorio, silla y acceso libre a internet.

Muchas cosas asombrosas relacionadas con el ciclismo urbano están pasando en el barrio oeste del puerto de Malmö. Varios dueños de propiedades están tratando de reducir el número de autos y promover el ciclismo y otras iniciativas que ayuden a hacer la vida más simple y fácil, libre de autos.

De todas maneras ninguno de ellos ha llegado a empujar tanto las fronteras como lo ha hecho la firma de arquitectos Hauschild + Siegel y su casa bicicleta “CyckelHuset” OhBoy. Ojalá esto se convierta en el comienzo de una tendencia urbana, donde el dinero para construir infraestructura para acomodar autos (algo que es súper caro), se invierta en soluciones habitacionales y de movilidad sustentable y amigable con el medio ambiente.

Texto e imágenes, por  Jennie Fasth