La cicloruta de la calle 26 en Bogotá

De las anteriores veces que he estado en la capital colombiana, sólo me moví en las zonas más densas de la ciudad, el centro y el norte, donde hay gran cantidad de personas, autos, viejos buses y las ciclovías (ciclorutas) están emplazadas en las veredas. La mezcla del flujo de bicis con el de peatones me resultó bastante incómdo, por lo que terminé pedaleando por la calzada en vías paralelas sin ciclorutas. Al tiempo me preguntaba por esas grandiosas imágenes de Bogotá, con esas rutas que tan bien mostraron al mundo y por las que cientos de usuarios de la bici se desplazaban cada mañana para llegar a sus trabajos.

Cicloruta en el centro de Bogotá

Gracias a la buena voluntad de @goguerra y David Serna, el hombre tras Cycle Chic Bogotá, pude conocer una de esas rutas expresas para bicicletas, con el mínimo de cruces y que permiten cubrir grandes distancias. Son extremadamente útiles para las personas que viven en las zonas perifericas, ya que les brinda un importante acceso a la ciudad, teniendo por seguro, mejores tiempos de viaje que quienes van en auto, evitando completamente los “trancones” que nada aportan a una ciudad tan bella como Bogotá.

La cicloruta de la 26 fue la elegida. Aún estaba en obra, sin embargo, la gente ya la estaba utilizando. Va junto a un corredor de Transmilenio en una ancha vía que termina (o empieza) en el aeropuerto. (que envidia me da que en Stgo. no haya una ruta cómoda al aeropuerto en bici).

Cicloruta de la 26

Mi experiencia al recorrerla fue bastante grata. Se siente bien viajar en línea recta, teniendo la sensación que se está abarcando un gran área y con el mínimo de cruces. Al mismo tiempo resultó una experiencia lúdica. Los túneles y pendientes, obligados por la presencia de las estaciones de Transmilenio y algunos empalmes con otras autopistas, resultaron entretenidos. No sé cuanto afectará esa pendiente a adultos mayores o niños, pero se me ocurre que debe ser muy poco.

Cicloruta de la 26

Cicloruta de la 26

Si bien no fuimos en hora punta, había mucha gente usándola, pero sin duda una pequeña parte de la gente que es posible apreciar en la mañana de un día lunes (fui un viernes entre las 17:00 y 18:00). Fue difícil no imaginar una super ruta de estas características en Santiago, ya sea en modo Mapocho pedaleable o una vía expresa de bicis que una Maipú, Puente Alto, San Bernardo… con el centro de Santiago. Por cierto, Santiago tiene casi el doble de la superficie urbana de Bogotá, pero 2 millones menos de habitantes.

Cicloruta de la 26

Cicloruta de la 26

Yo creo que infraestructura de este tipo le hace muy bien a la movilidad en bicicleta cuando es necesario cubrir distancias grandes a través de vías con una carga vehicular grande. Sin embargo queda una tarea enorme por recuperar las zonas densas de la ciudad, donde se debe limitar drásticamente el uso del auto y especialmente recuperar las calzadas. El espacio en la ciudad es finito y está claro que la construcción de ciclovías en zonas residuales, o peor, en zonas peatonales, no son una alternativa válida, salvo para aquellos que insisten en que el auto es prioritario y ven a las bicis como un estorbo.

Muévete en bici hoy, será un buen día.

Otros escritos