Cuando los estacionamientos de cletas faltan, toca aplicar creatividad

Los estacionamientos de bicicleta no son abundantes en ciudades que aún están bajo el régimen de la cultura del auto. Si vas en bici a comer a un restaurante o a comprar es probable que no haya rack para bicis (y en el 90% de los casos siempre hay de auto) y, aunque bajas, las posibilidades de que no haya cerca una señal de tránsito, una reja o algún otro fierro de reconocida consistencia para anclar la bici, existen.

Dejar la bici a una cuadra de distancia o a una distancia mayor a la que emocionalmente estamos dispuestos a separarnos de nuestra cleta, obliga a buscar alternativas y en este caso, las protecciones de este restaurant de comida china sirvieron perfecto.

Arreglándoselas para estacionar

Algunos pueden ver esto como si fuera un acto rebelde, falto de respeto o cool, pero lo cierto que no es mas que una muestra, un signo, de la falta de espacio y facilidades para quienes viajan en bici. Se hace evidente la carencia y por eso creo que cuando nos vemos obligados a estacionar de esta forma, se ayuda a visibilizar la existencia de la bici. Eso si hay que tener el criterio suficiente de no estar molestando a los demas en su trayecto, impidiendo un paso o dañando derechamente jardines, árboles o mobiliario urbano.

Los comercios piensan primero en el auto y de alguna manera sus administradores y dueños ponen en ese medio de transporte una exagerada fé que lo vincula con el éxito del negocio. Menosprecian a quien camina o pedalea, asumiendo de forma indiscutible que bajarán sus ventas. Sin embargo la experiencia internacional muestra claramente que si bien los ciclistas compran menos por vez, lo hacemos con mayor frecuencia. Y hay que reconocerlo, cuando caminamos o pedaleamos estamos en contacto mas directo y por mayor tiempo con las vitrinas que lo que lo está un automovilista.

Cuando te veas en este tipo de situaciones es bueno también dar aviso y transmitir la necesidad a quienes manejan el negocio, de esta forma también ayudarán a buscar una solución inmediata a tu necesidad de estacionamiento (con frecuencia me sorprendo de la buena voluntad de la gente) y los ayudarás a pensar en una solución a largo plazo.

Muévete en bici hoy, será un buen día.

Otros escritos