No todo lo que está botado es desecho

Lo vi con media cuadra de distancia. Ambos observábamos un toldo que yacía invertido en la vereda apoyado en los muros de una casa esquina. Nos miramos y sin palabras nos dimos cuenta que el artefacto no era desecho, si no que había escapado gracias al viento, que lo dejó alejado de su función en la calle. Tocamos el timbre y Gabriel gritó hacia la casa, con mucho más personalidad que yo. Nadie salió.

Nos pusimos de acuerdo, juntos levantamos la estructura y la regresamos, como pudimos, dentro de la propiedad. El resto de la tarea es cosa que los que disfrutarán de su sombra, al menos un día más, si el viento se los permite.

Gabriel trabaja hace mas de 20 años como recolector. Vende lo que encuentra en la feria de Lo Hermida, Peñalolén. Le llamó la atención mi cámara y aprovecha de comentarme que ahí mismo vendió hace poco una buena cantidad de accesorios de fotografía que una persona le regaló luego de cerrar su tienda.

Nos dimos un apretón de manos y seguimos cada uno nuestro camino.

Claudio Olivares Medina

Sobre Claudio Olivares Medina

Diseñador, fotógrafo y director de Bicivilízate. Trabaja para mejorar y enriquecer la experiencia urbana.

Comenta: