Gabriel estaba afanado junto a su triciclo tratando de desarmar una máquina de aire acondicionado que alguien desechó. No tenía la herramienta adecuada y a duras penas doblaba las latas de la carrocería para poder acceder al cobre, que es lo que realmente le sirve. Pese a su timidez accedió a ser retratado y a conversar unos instantes.

“Tengo hace poco este triciclo, el anterior me lo robaron con el cuento del tío (o la técnica milenaria).”

Engatusado con un supuesto trabajo y algo de efectivo, dejó su triciclo para ingresar a una propiedad a cuidar del jardín. Nada tenía que ver esta con quien solicitó el trabajo, momento en que el timador aprovechó para escaparse con el triciclo y toda su carga, dejando a Gabriel en una incómoda situación dentro de un espacio completamente ajeno.

Le presté un destornillador y con eso pudo acceder con facilidad a lo que buscaba.

Claudio Olivares Medina

Sobre Claudio Olivares Medina

Diseñador, fotógrafo y director de Bicivilízate. Trabaja para mejorar y enriquecer la experiencia urbana.

Comenta: