En homenaje a la Bicilogística comercial en Santiago

Son cientos los triciclos y bicicletas que recorren el centro de Santiago día a día transportando carga. Lo mismo pasa en muchas otras comunas de la ciudad, el país y en América Latina. Hacen parte de la Bicilogística Comercial, el transporte de mercancías de un punto A a B mediante el uso de vehículos a pedal.

bicilogistica-pan

En Europa saben bastante de esto y esta actividad cuenta con un desarrollo profundo. Conocen muy bien su potencial y están trabajando para fortalecer el rol de las bicicletas en la logística urbana, particularmente en lo que se llama el tramo de la “última milla”, cuando las mercancías viajan de manera atomizada dentro de las ciudades. Según el reporte “Bicilogística, moviendo Europa hacia adelante” (Cycling Logistics, moving Europe forward), el 51% de los viajes de transporte de carga urbana podría hacerse en bicicleta. Un gran potencial, que de alcanzarse, no sólo ayudaría a tener ciudades menos congestionadas, si no que implica además reducir un importante gasto de energía y también emisiones, ayudando así a mitigar el calentamiento global.

Podríamos tender a pensar que la Bicilogística comercial es sólo cosa de los europeos, y que es cosa ajena a nuestra tierra. Pues no, la Bicilogística comercial está muy presente en nuestras ciudades, pero escondida en las sombras, con una falta de atención que no le hace justicia a su rol.

Mediante entrevistas y registro fotográfico, he observado la diversidad de productos transportados, los vehículos utilizados y también he aprendido a conocer los aspectos sociales de una actividad que en silencio, está haciendo cosas positivas para la ciudad, que deben ser puestas en valor. El transporte de mercancías en bicicleta debe ser estudiado en profundidad, impulsado y mejorado, de tal forma que podamos obtener lo mejor de y los co-beneficios que genera en las personas, y por ende, la ciudad.

La bicilogística comercial es un tema maravilloso y diverso. Hay un campo amplio para explorar, desde económico y lo social, desde la perspectiva del patrimonio y también la migración, desde los derechos laborales hasta la perspectiva de medio ambiente, diseño, urbanismo… lo que quieras.

Los tipos de bicicletas de carga

Se emplean triciclos y bicicletas, unas especializadas y otras adaptadas. Son vehículo para mercancías y también para el desarrollo de oficios. A continuación algunos de los modelos más representativos y sus características, los que he registrado a lo largo de unos 5 años.

La bicicleta del gásfiter (plomero)

Es común ver bicicletas del tipo Mini CIC (diseño probablemente derivado de la Monark Monareta). Aro 20 con parrilla trasera integrada al marco. Bastante resistente si lo que se quiere es agregar carga pesada. La bici del gásfiter por lo general tiene un letrero anunciando su trabajo y datos de contacto, tal como describe la foto, donde además se aprecia la caja de herramientas, el balón de gas y el soplete.

bicilogistica-oficio

La bici suplementera

Es en la que se reparten periódicos y revistas. Generalmente usada por repartidores de diarios y kiosqueros, junto a los cuales es frecuente verlas estacionadas. La mayoría corresponde a bicicletas de ruta adaptadas. El manubrio de carreras se invierte quedando con los cachos para arriba, lo que se conoce como “Huaso Style” o “A lo Huaso”, configuración que permite en este caso establecer una zona de carga la que es complementada con una caja. También ayuda a que el conductor pedalee en una postura erguida y más cómoda.

bicilogistica-suplementera

La del mensajero chileno

Es similar al caso de la suplementera. Por lo general tienen una gran caja de cartón sobre el manubrio pero son distinguibles, además de la carga, por un elemento esencial: tienen el manubrio y los frenos llenos de elásticos, los que son usados para la clasificación de correspondencia.

bicilogistica-suplementera-2

La bicicleta de carga

Específicamente diseñada para llevar carga en la parte delantera en una parrilla consistente que hace parte de la estructura de la bici. Probablemente su diseño sea derivado del “Short John” danés o la “Butcher’s bike” inglesa. Su rueda trasera es aro 26 y la delantera aro 20, más pequeña para aumentar la capacidad de la zona de carga al mismo tiempo de bajar un poco el centro de gravedad haciéndola mas estable. Dentro se pueden acomodar diversos tipos de contenedores. En Santiago es frecuente verlas llevando huevos, pollos, productos del mar y…

bicilogistica-comercial-11

La bici panadera

Adaptación de la bicicleta de carga, en este caso, las bicicletas de la panadería Lido en Providencia prescindieron de las barreras de la zona de carga para dar espacio a sendos canastos de mimbre utilizados para transportar grandes cantidades de pan.

bicilogistica-panaderas

El tradicional triciclo

La mas grande de las máquinas a pedal que hacen la pega bicilogística en Chile. Cargadas hasta con 300k según comentan algunos de sus usuarios. Semejantes niveles de carga hacen de estas bestias lentas de pedalear y no tan fáciles de maniobrar. Toca no sólo usar los brazos, hay que recurrir a todo el cuerpo para darles dirección. Cuando el pedaleo no es posible, estos mansos vehículos se dejan guiar al ritmo de caminata.

bicilogistica-comercial-8

La bicicleta del jardinero

Usan bicicletas, triciclos y también carros de arrastre, donde con ingenio y elegancia acomodan sus herramientas. Rastrillo, pala, azadón, tijeras y máquina de cortar pasto comparten espacio hoy también con las modernas desmalezadoras. De base sirve cualquier bicicleta. El triciclo sin embargo entrega la capacidad de transportar también escaleras, las que sirven para alcanzar las altas canaletas de los techos y así limpiar las hojas.

bicilogistica-jardinero-5

¿Qué se mueve? ¿Cuál es la carga?

Son varias las mercancías que se trasladan en bicicleta, cada una tiene lógicas de operación especiales, demanda adaptaciones particulares a los vehículos y también contenedores dedicados.

Frutas y verduras

Rol mayoritariamente a cargo de triciclos. En el centro de Santiago los viajes se originan en el sector de La Vega Central. Los trabajadores son independientes, es un negocio de hombre-triciclo. Eso si algunos están organizados dentro de sindicatos en La Vega, pero hasta donde sé, no existe una organización propia de los transportistas a pedales. Están a la espera de clientes mayoristas (restaurantes, comercios, kioscos), a los que en muchos casos acompañan en las compras para luego hacerse caso del despacho dentro del casco histórico. Los pedidos varían en tamaño, pero por lo general se ven cargados a toda capacidad.

bicilogistica-comercial-4

bicilogistica-comercial-5

bicilogistica-15

Huevos, pollo, quesos y cecinas

Son varias las carnicerías, fiambrerías y queserías en el sector del Mercado Central y La Vega. Aquí puntualmente destaca la flota de reparto en bicicletas rojas que tiene la empresa Codipra. Los uniformados repartidores van con los sus productos distribuyendo principalmente a negocios del rubro gastronómico del centro de Santiago.

bicilogistica-comercial-7

bicilogistica-comercial-10

bicilogistica-huevos

Gaseosas

Claro, las bebidas no podían quedar fuera. La zona de los mercados también cuenta con una oferta contundente de distribuidoras de líquidos. Las “javas” de bebidas viajan principalmente en triciclo. Una carga tentadora especialmente en esos días de caluroso verano en el centro de Santiago.

bicilogistica-gaseosas

bicilogistica-gaseosas-2

Abarrotes y golosinas

Parte importante de la oferta de menú en los restaurantes de Santiago. ¿Cómo negar un acompañamiento de arroz? Y si andas con antojo de galletas en el centro, ya sabes quién las hace llegar a los kioscos.

bicilogistica-comercial-6

Hielo

Claro, esencial para mantener las bebidas y lácteos a temperatura adecuada mientras son exhibidos para la venta. Los kioscos y algunos restaurantes son los principales clientes. Nota aparte merece el sistema de entrega de estos sendos sacos de hielo en escamas. Mediante un sistema basado en la confianza, los proveedores dejan a sus clientes los sacos incluso antes de que abran sus kioscos o lleguen con su carro de ventas al lugar elegido. Luego al final de la jornada, los sacos despachados son cobrados.

bicilogistica-comercial-2

bicilogistica-comercial-3

bicilogistica-comercial

Gas

Si, varios son los balones de gas que caben en un triciclo. Clásico sistema de reparto de gas presente casi en todas las comunas de Chile. En el caso del centro de Santiago, diversas distribuidoras ubicadas en el exterior del centro histórico despachan el gas a sus clientes en medio de una zona saturada ya de vehículos motorizados. Pese a su tamaño, los triciclos se mueven en silencio y con mayor libertad en las vías capilares al interior de la ciudad. Debido a su capacidad de carga hacen más viajes, pero a un costo mucho menor que un camión (y probablemente con entregas en menor tiempo).

bicilogistica-gas-2

bicilogistica-gas

bicilogistica-7

Mote y huesillos, empanadas, harina, etc

Si, se mueve de todo y tanto más hay por mover en bicicleta. ¿Imaginas las farmacias, librerías, supermercados, oficinas, etc., moviendo sus mercancías en bicicleta por las zonas mas densas de la ciudad? Algo necesario de explorar y comenzar a trabajar. Sin duda escenas como las descritas en las siguientes imágenes pueden ser cosa de un pasado caótico y poco organizado, ya sea mediante la adopción de la bicicleta en las labores logísticas de última milla o una mejor organización, por ejemplo, en horario, de las cargas que no pueden ser transportadas en bicicleta.

logistica-reservando

logistica2

Y no olvidemos los oficios y trabajo con bicicletas

Carteros y reparto de correspondencia

Una de las labores clásicas de la bicilogística y también una de las más reconocidas. Algunos trabajan para empresas grandes como Correos de Chile, Chile Express o ChilePost, por nombrar algunas. Otros lo hacen de forma independiente.

bicilogistica-chilexpress-2

bicilogistica-suplementero-2

bicilogistica-donabuelo

bicilogistica-postal-protesis

Jardineros

Otro de los clásicos y parte importante del patrimonio urbano. Están con mayor presencia en barrios residenciales, esos de casas con jardines. Una de las características más notables es la habilidad de montar sobre la bici sus herramientas, máquina de cortar pasto incluida, bien ordenadas y organizadas en un compacto grupo.

bicilogistica-jardinero-4

bicilogistica-jardinero

bicilogistica-jardinero-2

Gásfiters y plomeros

Otro de los clásicos oficios que se pedalean para acceder a los diferentes lugares de trabajo, donde se presente la emergencia con cualquier tipo de cañerías. Suelen tener clientela fija, asociada a un sector geográfico en particular.

bicilogistica-gasfiter-2

bicilogistica-gasfiter-3

Venta de helados, golosinas y verduras al detalle

Clásicos de las plazas, eventos, a salida de los colegios y en puntos estratégicos de los barrios. A veces se desplazan grandes distancias desde sus casas al punto en la ciudad donde se presentan las oportunidades de venta. Uno de mis informales entrevistados me contó que su ruta diaria era desde Ñuñoa a Peñalolén, arriba, en el sector de Grecia y Consistorial. Háganse esa. Era un adulto mayor que ya sabía que las piernas no le estaban dando.

bicilogistica-helados

bicilogistica-13

bicilogistica-verdurero

Nota aparte merece esta imagen que demuestra la iniquidad, brutal, existente en nuestras calles. Todos van a su trabajo por avenida Antonio Varas. La mezquina infraestructura para bicicletas existente, tampoco lo contempla.

Recolectores

Recorren barrios y amplios sectores de la ciudad en sus triciclos. Buscan las cosas que el resto desecha, entre ellas puede haber tesoros que valgan la pena vender o cosas que se puedan reutilizar en sus propias vidas. Otros cumplen parte importante de la cadena de reciclaje. Papeles, cartones, latas, vidrio, acero… son recolectados y llevados a centros de acopio donde posteriormente son derivados para reciclaje.

Además de utilizar un medio de transporte asequible y amigable con el medio ambiente, cumplen una importante función que sin duda debe ser puesta en valor.

bicilogistica-recolector-2

bicilogistica-recolector-3

bicilogistica-recolector

Son mayoritariamente (y casi exclusivamente) hombres los que están hoy manejando la bicilogística comercial en lo que he podido observar. Muchos adultos mayores. Los más jóvenes son en un importante porcentaje, migrantes. Detrás de ellos hay también familias. Muchos se sienten marginados y algunos prefieren mantenerse así, sin que el Estado los moleste. Sólo quieren trabajar tranquilos en lo que encontraron para obtener ingresos.

El comercio se ve beneficiado por el servicio que prestan. Es hora de comenzar a explorar y entregar el reconocimiento que se merece a esta actividad. Es hora también de que la infraestructura ciclo-inclusiva esté a la medida.

Sin duda nuestra realidad es diferente a la de Europa, es la nuestra y sobre ella debemos trabajar para implementar nuestras propias mejoras. Estamos obligados a hacerlo, por las personas, sus familias, el trabajo y la actividad económica, por el medio ambiente y también por la ciudad.

La bici la lleva. La bici se hace cargo.

Claudio Olivares Medina

Sobre Claudio Olivares Medina

Diseñador, fotógrafo y director de Bicivilízate. Trabaja para mejorar y enriquecer la experiencia urbana.

2 Comentarios

  • Enrique dijo:

    Felicitaciones compadre, tremendas fotos y hermoso el trabajo realizado. Muy lindo relato, que es además un hermoso tributo a gente trabajadora y esforzada. Como bien dices, la bicicleta es silenciosa y hace lo suyo. Falta infraestructura para bicicletas como la gente, que esté a la altura de una metrópolis como Santiago. Pero bueno, de a poco. Lo importante es que cada día hay más gente que se sube a la bici, y no solo para transportarse.

    Un abrazo

  • Muchas gracias por tus comentarios. Y felicitaciones por tu emprendimiento. En bicicleta es mejor.

Comenta: