Aprender de la experiencia danesa para diseñar nuestras propias soluciones

En América Latina a menudo miramos la cultura ciclista de Europa o mejor dicho la forma en que los países del norte del continente han integrado la bicicleta en su vida cotidiana. Y nos encandila, quedamos boquiabiertos con sus soluciones las que nos parecen un hermoso sueño que al mismo tiempo sentimos imposible de volverlo realidad en nuestras ciudades.

Ciudades con sus calles llenas de vida, con espacio público a escala humana, espacio para permanecer, compartir, mirar, acceder y movilizarse de manera práctica. Miles de ciudadanos de todas las edades, condición social, mujeres, niños, hombres, adultos mayores, mascotas… todos en bici. Estamos viendo el resultado de años de trabajo, decisiones políticas, procesos de diseño, aprendizaje y participación ciudadana. Vemos una realidad a nuestros ojos perfecta y nos olvidamos que tuvieron en el pasado, tienen hoy y tendrán en el futuro desafíos para enriquecer la experiencia urbana. Las ciudades son dinámicas.

Entre el 24 y el 28 de Agosto la Embajada de Ciclismo de Dinamarca en alianza con Despacio y Bicivilízate organizaron la primera versión del Seminario Móvil La Ciudad Ciclable. El objetivo era llevar a actores clave de las ciudades de América Latina para conocer de primera fuente la experiencia danesa y la integración de la bicicleta en su cultura, pero por sobretodo, conocer los procesos que han llevado adelante los últimos 50 años para lograr ciudades vibrantes, activas y habitables.

Representantes de Pasto y Bogotá (Colombia), Toluca y Guadalajara (México), Santa Fé (Argentina) y Santiago (Chile) conformaron el primer grupo de 12 personas, con representantes de Gobierno, Sector Privado y Organizaciones de la Sociedad Civil que pudieron conocer de primera fuente el trabajo hecho en Copenhague y Aarhus por sus colegas daneses.

teoria

¿Qué vimos?

El seminario tuvo lugar principalmente en la Universidad de Aalborg en Copenhague. La Embajada de Ciclismo de Dinamarca, la Federación de Ciclistas Daneses, y la Municipalidad de Copenhague presentaron sus objetivos, experiencias y los desafíos futuros. Luego las visitas a terreno permitían conocer y experimentar los resultados.

Una de las experiencias destacadas fue conocer el trabajo y visión de Gehl Architects, el estudio del famoso planificador urbano Jan Gehl. Allí aprendimos sobre “calles para la gente” y su enfoque holístico de planeación urbana. Pasamos un día también en Aarhus, la segunda ciudad del país, donde hablamos de los retos y proyectos para impulsar el uso de la bicicleta. Pablo Celis, nacido en Chile y quien ha pasado casi toda su vida en Europa es quien lidera la iniciativa Ciudad Ciclable de Aarhus.

com_gehl

rt_aarhus

com_miguelolivares

El aprendizaje que nos traemos a casa para poner manos a la obra

Todo requiere su proceso

Y es importante dar el primer paso para iniciar el trabajo hacia ciudades más habitables y virtuosas. Todas las cosas buenas que tiene Copenhague para el uso de la bicicleta y la vida urbana a pié son resultado de movimientos sociales y una presión política constante. Durante los años setenta, allí también reinaba el automóvil, pero la ciudadanía reaccionó para proteger la vida urbana y el espacio público.

com_tour_anne

La bicicleta integrada en la vida cotidiana

En Dinamarca la bicicleta no es un elemento de uso exclusivo para algunos y no tiene alrededor de ella una cultura particular. Es solo el modo de transporte más fácil, práctico y conveniente para acceder a la ciudad, entonces resulta siendo algo totalmente cotidiano y lógico de usar. Su integración con el transporte público es una característica clave para extender sus posibilidades junto con apoyar una mejor gestión.

cfp_snakebridge

intermodalidad

Relaciones humanas, espacio público y pedaleo a lo largo del ciclo de vida:

Conocimos la importancia que tiene para los daneses prestar atención a lo largo de todo el ciclo de vida de las personas. Por ejemplo los niños son partícipes de la vida urbana desde muy temprano, pueden ejercer su independencia en el espacio público para movilizarse y acceder al colegio, por ejemplo. A temprana edad se comienzan a establecer los vínculos sociales, a desarrollar la colaboración, comunicación e interacción en lo público. Para esto la bicicleta es también una herramienta a través de la cual desarrollan estas habilidades además de ayudar a establecer un vínculo desde muy temprano con esta herramienta y así estimular el desarrollo físico.

Las ciudades de América Latina tienen el desafío de ampliar el uso de la bicicleta en su población ya que hoy es principalmente utilizada por hombres jóvenes y en contextos recreativos. ¿Cómo aumentar la participación de las mujeres, niños, adultos mayores en el uso de este medio de transporte? Estas son algunas de las preguntas que debemos empezar a contestar.

jmr_ninos

ninos_jmp

Planeación para la gente

El diseño vial debe basarse en las necesidades de la gente, pensando primero en el peatón, después la bicicleta y el transporte público, dejando en último lugar el uso del vehículo particular motorizado. Para avanzar en el logro de esta transformación es imprescindible la participación de la ciudadanía desde el inicio de los procesos. Son los actores más relevantes, sin ellos no hay diseño.

plazaroja

plazaroja_grupo

Manos a la obra en el contexto local

Despacio y Bicivilízate llevaron a cabo un taller compuesto de tres etapas durante la semana de entrenamiento. Este trabajo tuvo como objetivo ayudar a los participantes a reconocer una posibilidad de mejora en cada una de sus ciudades, identificar los aliados, establecer una hipótesis de solución y diseñar un proyecto piloto con indicadores para monitorear su desempeño.

com_cfd

Con esto pudimos comprender que importar directamente los productos daneses no aparece como la mejor idea en sí. Sus soluciones son resultado de importantes procesos y aprendizajes compuestos aspectos propios de su realidad. Sin embargo los objetivos son muy similares ¿Cómo hacer más fácil el acceso a la ciudad? ¿Cómo reducir los siniestros de tránsito y sus terribles consecuencias? ¿Cómo lograr una ciudad más atractiva y con mejor calidad de vida? ¿Cómo lograr ciudades más equitativas? Los daneses no esperaron las condiciones ideales para efectuar los cambios ni tampoco se asfixiaron con estrictas normativas. Aplicaron sentido común, colaboración y se pusieron manos a la obra. Tomaron decisiones, partieron pequeño, con proyectos pilotos que den respuesta a las necesidades más básicas y que con el tiempo fueron mejorando y enriqueciendo gracias al aprendizaje obtenido. Observaron y siguen observando.

Eso lo podemos hacer también en las ciudades de América Latina. En vez de mirar problemas debemos empezar a idear soluciones, estableciendo además indicadores que nos permitan conocer y verificar si estamos o no logrando los objetivos planteados. Debemos dar el primer paso para generar nuestra propia experiencia y así establecer nuestros propios resultados. Puede que sean distintos o similares a los daneses, no importa. Lo relevante es que serán los nuestros, los que sin duda algún día estaremos contando cómo logramos y estemos inspirando a otras regiones o mejor aún entre nuestras mismas ciudades.

Testimonios y experiencias de los participantes

¿Cuál fue la mejor parte del seminario?

  • Las salidas a terreno fueron esenciales para conocer soluciones de infraestructura específica y comprender los procesos que permitieron su realización.
  • Estudiar el caso danés era el centro del seminario y ver la manera de llevarlo contextualizado a nuestras ciudades era la meta. El proyecto piloto para aplicar soluciones en nuestras ciudades es el regalo del seminario.
  • Haber podido conocer personal y profesionalmente a los responsables de la política de planificación, control, seguridad y promoción del ciclismo a nivel de ciudad.

Cuáles son los tres elementos claves del seminario que te llevas a casa

  • Es importante contar con una visión de ciudad. El sentido de comunidad es esencial. Todo tiene su proceso. Es mejor partir pequeño en vez de esperar la perfección. Lo importante es entregar soluciones y mejorar en el tiempo con base en la experiencia adquirida. Es un proceso dinámico.
  • Los cambios toman tiempo, debemos ser pacientes y al mismo tiempo persistentes. La mejor manera de sumar aliados es contar con indicadores.
  • La infraestructura ciclista es sólo un componente de todo un sistema integrado por múltiples elementos, sin embargo debe ser atractiva y agradable.
  • No basta la infraestructura para atraer a la gente a usar la bicicleta, si no conocer y respetar la lógica de la ciudad, a una escala más humana.
  • Los cambios no son de un día para otro, es un trabajo a largo plazo, pero debe empezarse ya.
    Planificar para maximizar los beneficios. Trabajar en equipos multidisciplinarios. Medir, verificar y reportar es esencial.
  • Es clave involucrar a los ciudadanos. No se puede trabajar de espaldas a ellos, debe ser con ellos. En este sentido debe incorporarse a los diferentes sectores de la sociedad, ciudadanos, gobierno, sector privado.

Recomendaciones para futuros seminarios

  • Ser más estrictos, más exigencia en los trabajos solicitados, no importa que nos regañen.
  • Ampliar la convocatoria, atraer aún más personas
  • Excelente organización y contenidos del seminario, ¡Felicitaciones!
  • Es un seminario muy bien estructurado, tanto las clases como las visitas a terreno.

Una experiencia  maravillosa que esperamos repetir en el mediano plazo y que nos deja llenos de optimismo respecto a la energía y motivación  existente en nuestra región para lograr ciudades habitables, equitativas y con una mejor experiencia urbana. Ahora a seguir trabajando para cambiar la lógica de nuestras ciudades.

Agradecemos a todo el equipo que hizo posible este Seminario y con especial cariño a Lotte Bech, Anne Eriksson, Andrés Valderrama e Iván Salinas.

Fotografías de este post: Juan Manuel Prado, Rolando Torres, Juan Manuel Robledo, Carlosfelipe Pardo y Claudio Olivares Medina.

Claudio Olivares Medina

Sobre Claudio Olivares Medina

Diseñador, fotógrafo y director de Bicivilízate. Trabaja para mejorar y enriquecer la experiencia urbana.

One Comment

Comenta: