Un hombre danés pedalea transportando un sillón
Es sorprendente todo lo que puedes hacer gracias a tu bicicleta

Con algo de frecuencia aparece alguien por ahí que dice “díganme cómo llevar a mi hijo al colegio o como transportar las cosas del supermercado y ahí me muevo en bicicleta”. Existe la creencia que la bicicleta no sirve para el transporte de pasajeros y carga. Casi no se piensa en ellas para los viajes que implican el transporte de algo o alguien.

Pues, para sorpresa de muchos, la bicilogística existe y ha estado sirviendo a las personas y a la ciudad tanto como la bicicleta misma.

Pennyfarthing-1886

Penny Farthing en la década de 1870

A comienzos de 1870 hace su aparición la bicicleta de rueda alta o “penny farthing”. Fue el primer vehículo de estas características en ser llamado bicicleta, pero su diseño las hacía poco prácticas e inestables. Para conseguir estabilidad con mayor facilidad aparecieron los primeros triciclos y cuatriciclos, en los que naturalmente se aprovecharon los espacios resultantes para acomodar carga.

Starley-in-Royal-Pavilion-Brighton-1877

Triciclos de James Starley, 1877

Con la invención de la bici de seguridad, cuando se igualó el tamaño de las ruedas junto con la incorporación de la cadena a la rueda trasera por allá por 1880, la bicicleta se transformó en un medio de transporte universalmente conveniente, con lo que casi de inmediato los primeros adinerados pedaleros comenzaron a transportar sus cosas. Los médicos sus maletines, los abogados y contadores sus papeles y libros.

1888_Ormonde_Safety_05

Las respuestas de diseño para satisfacer las demandas de la bicilogística no se hicieron esperar y han sido constantemente perfeccionadas por mas de 100 años. Desde las parrillas y bolsos, desde los cuatriciclos y triciclos, a las bicicletas de carga, las extendidas y carros de arrastre, poco a poco comenzaron a aparecer diferentes tipos de vehículos impulsados a pedal y se amplió el abanico de opciones para el transporte. Junto a la bicilogística personal apareció instantáneamente la bicilogística comercial, donde panaderías, carnicerías, servicios postales y mensajería, bomberos y plomeros adoptaron la bici como herramienta clave para el desarrollo de sus negocios y oficios.

 

Urania_Long_John_10

Long John danés, su diseño data de 1923

bullitt

Bullitt, bicicleta de carga de diseño danés basado en el Long John, 2008

Panadero y lechero en Londres a principios del siglo XX

Panadero y lechero en Londres a principios del siglo XX

butchers

El moderno triciclo de carga inclinable diseñado por Butchers & Bicycles, 2013

Cabe preguntarse hoy ¿cuán factible es el transporte de bienes y pasajeros en bicicleta en el contexto actual de nuestras ciudades? Más de 100 años de historia han demostrado que es conveniente y eficiente hacerlo. Innovaciones recientes en este tipo de vehículos confirman hoy que la bicilogística sigue más vigente que nunca y que las ciudades la necesitan. Sólo es cosa de ver el boom que han tenido este tipo de vehículos en ciudades alrededor del mundo así como también los diversos nuevos diseños que han ingresado al mercado los últimos 6 años, como el Bullitt, diseño danés basado en su ancestro compatriota, el  Long John, cuyo diseño original data de 1923 o el recientemente aparecido triciclo inclinable de Butchers and Bicycles.

Una serie de preguntas debe ser contestada para dar paso a políticas públicas que favorezcan esta práctica. ¿Cuántos de los viajes motorizados que se hacen hoy para transportar carga podrían ser hechos en bicicleta? ¿Cuáles son los tipos de viajes que se pueden hacer aplicando bicilogística? ¿Cual es el umbral de carga y/o la distancia en que la bicilogística puede ser más eficiente que los modos motorizados actuales?

Y hay muchas más que contestar en el contexto latinoamericano. Europa tiene bastante experiencia en este sentido y aún así estas preguntas siguen siendo completamente válidas. Por más de 100 años varias ciudades han obtenido los beneficios del transporte de carga en bicicleta. La iniciativa CycleLogistics busca establecer el estado actual de esta actividad en el continente para establecer las acciones necesarias para potenciarla. Las conclusiones preliminares indican que un 51% de los viajes motorizados relacionados con el transporte de bienes podrían hacerse en bicicleta. Esto tomando en cuenta distancias hasta 7k/m con carga hasta 200 kilogramos por metro cúbico.

Que en América Latina haya muchas, pero muchas más preguntas que contestar hoy, no significa que la bicilogística no exista ni sea aplicable. Al contrario, la bicilogística está activa, pero injustamente oculta. En Chile es común ver negocios de barrio, botillerías, panaderías, pescaderías el incluso empresas de gas que hacen sus repartos en bicicleta. Trabajadores como plomeros y jardineros utilizan la bicicleta como vehículo. Correos de Chile, Chilexpress y otras compañías postales hacen sus repartos en bicicleta en lo que comprende los últimos kilómetros de la cadena. Incluso en los últimos 10 años varias iniciativas han surgido en torno a la mensajería y bicilogística comercial, como las desaparecidas Circuito Postal (una de las primeras) y Velocity. Hoy Ekeko Mensajeros y Bicimensajeros, por nombrar algunos, ingresan con nuevos aires a atender una demanda creciente en Santiago.

gas

Transporte de cilindros de gas, Ñuñoa, Chile

madre

Rumbo al jardín. Providencia, Chile

Con los hijos en el Bullitt, Santiago, Chile. Foto: Pierre Kiroule

Con los hijos en el Bullitt, Santiago, Chile. Foto: Pierre Kiroule

En el resto del continente es conocida la cultura del delivery presente en las principales ciudades argentinas (cadenas de comida rápida, pizzerías, farmacias), en Bogotá se reparten cervezas, gaseosas, agua, vegetales, golosinas e incluso vidrios mediante la fuerza del pedal. Río de Janeiro destaca con una amplia diversidad de negocios como tiendas de colchones, venta de agua, lavanderías y tintorerías, etc. Es precisamente en esa ciudad que la ONG Transporte Ativo junto a ITDP desarrollaron una iniciativa pionera que catastró negocios del barrio de Copacabana que utilizaban la bicicleta y otros vehículos a pedal para distribución. Cuantificaron que diariamente se efectúan más de 23.000 viajes relacionados al transporte de bienes en bicicleta.

colombia-mazorca

Venta de comida, Bogotá

colombia-cervezas

Distribución de cerveza, Bogotá

baires

Camino a abastecerse, Buenos Aires, Argentina.

rio

Venta de agua y hielo, Rio de Janeiro, Brasil. Foto: Dylan Passmore

CopacabanaZeLobo

Repartiendo colchones y otros elementos relacionados con el sueño y el descanso, Copacabana, Rio, Brasil. Foto: Ze Lobo

Sin duda hay un tremendo potencial en la bicilogística personal y comercial, parte de sus beneficios son la reducción de viajes motorizados, nulo consumo de combustibles, baja demanda de espacio vial y disminución de congestión en las zonas más densas, entre otras.

Las políticas públicas pueden y deben favorecer el uso de la bicicleta. Teniendo la bicilogística en mente, se podrían ampliar de manera importante los alcances prácticos de la bicicleta para usuarios directos y beneficiarios de esta actividad.

Dada la relevancia de este ámbito del transporte urbano es que en Bicivilízate iniciamos este 2014 con un proyecto dedicado a conocer el estado actual de la bicilogística comercial en la comuna de Providencia, que nos entregará los primeros datos para promover medidas que fomenten esta actividad.

Muévete en bici hoy, será un buen día.

Sobre Claudio Olivares Medina

Diseñador, fotógrafo y director de Bicivilízate. Trabaja para mejorar y enriquecer la experiencia urbana.

3 Comentarios

  • Edgar O Cervantes dijo:

    Hola Claudio!

    Saludos desde México!

    Quisiera saber dónde has conseguido información del Long Jhon, he estado investigando y la fecha de origen que yo tengo no me coincide con la tuya, esto te lo hago saber debido a que estoy haciendo una investigación sobre vehículos de carga la Fecha que yo tengo es 1929 diseñado por el Ingeniero Mecánico Morten Rasmussen Mortensen, reproducido en varios talleres en Dinamarca hasta que Smith & C0 (S.C.O) lo reproduce de forma industrial, ojalá podamos compartir información.

    Felicitaciones por tu pro-actividad en el mundo del ciclismo

  • Hola Edgar. Me basé en dos publicaciones. La primera, que me dio a pista que data de comienzos de la década de 1920, salió del documento del proyecto Cyclelogistics.eu, “D2.1 Short History of Cargo Cycling – lessons to be learnt from present and future Overview of the use of bicycles for goods delivery in selected EU countries” de agosto de 2011. Posteriormente llegué a un artículo de Wikipedia que define el año con mayor precisión en 1923 (Dickson, Thomas (2006). Dansk Design. Copenhagen: Gyldendalske Boghandel. p. 392. ISBN 9781741963175).

    Yo creo que tienes la fecha de la producción industrial, lo cual también es válido.

    Saludos!

  • Pablo Medina dijo:

    hola Claudio, primero agradecer y felicitarte por el artículo para este tema cada vez más trascendente.
    En tu último párrafo de este artículo hablas de “Bicivilízate iniciamos este 2014 con un proyecto dedicado a conocer el estado actual de la bicilogística comercial en la comuna de Providencia”, hay resultados sobre ese estudio, en caso afirmativo, donde puedo encontrarlo?
    Saludos!

Comenta: