Redistribuir las calzadas para recuperar el movimiento

La calzada es el espacio de una vía destinada al desplazamiento de los vehículos. En la legislación chilena, la bicicleta es considerada uno de ellos, al igual que una silla de ruedas, un par de patines, un scooter y un automóvil. La ley de tránsito lo define de la siguiente manera:

Calzada: Parte de una vía destinada al uso de vehículos y animales.

Vehículo: Medio con el cual, sobre el cual o por el cual toda persona u objeto puede ser transportado por una vía.

Por lo tanto es posible concluir que todas las personas tienen el derecho a transportarse por las vías, de forma cómoda, segura y eficiente, independiente del medio de transporte que elijan.

Por ejemplo, esta vital señora tiene todo el derecho y seguro que la necesidad de moverse en su bici, utilizando la calzada.

Vital

O este caballero, que va en su silla de ruedas eléctrica por Av. Grecia, en Santiago.

Av. Grecia

Y sin duda que este caballero con su triciclo, tiene el derecho a hacerlo por la calzada, entendiendo además que su vehículo es su herramienta de trabajo.

Las vías son para todos!

Calzadas monopolizadas

Lamentablemente las calzadas están monopolizadas por los autos (o el exceso de ellos) dejando fuera a los otros vehículos. El exceso de autos genera congestión, mal intrínseco al transporte motorizado. Para lidiar con ese mal, desesperado por mantener el movimiento en las vías, el estado comienza a generar medidas de mitigación (con infraestructura y legalmente), que poco o nada logran, salvo aumentar el uso del auto. Más autopistas y calles más anchas generan más congestión, porque atraen más vehículos a motor.

Monopolio de las calzadas por exceso de autos

En el ámbito legal, el estado entrega facilidades como la posibilidad de virar a la derecha con luz roja, aumento de velocidades máximas, se regala espacio urbano para estacionar los autos y se modifican las trayectorias peatonales con el propósito de que los caminantes no estorben el flujo vehicular (palabra por cierto monopolizada también, para referirse exclusivamente a los vehículos motorizados).

Pedaleando por Provi

“Locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados”

Parafraseando a Albert Einstein, podemos asumir que las auto-ridades, están locas. Durante años han estado intentando solucionar el problema de la congestión, aplicando siempre las mismas medidas “favorables” al elemento que genera el problema. Como resultado podemos observar que las calles siguen tal cual hace 10 años atrás y peor.

Hay que hacer cosas nuevas, diferentes y sin duda revolucionarias para poder recuperar el movimiento en las vías. Por impopular que sea, lo primero que hay que tener en cuenta como base, es que el automóvil particular debe ser restringido. No se puede pretender fomentar y subsidiar el uso del auto al mismo tiempo que se pretende mejorar la fiabilidad y calidad del transporte público, motivar a la gente a usar bici y dar espacios más amplios y agradables para caminar. Sería como tener el propósito de bajar de peso al mismo tiempo que se desayuna y se almuerza en el mismo local de hamburguesas todos los días.

Recuperar las calzadas

El espacio en la ciudad es finito, por lo tanto, las posibilidades de ampliación de las vías deja de ser válida, si no, nos quedaremos sin lugar para estar, salvo encerrados en nuestras casas o en un auto. Entonces el espacio que tenemos, debemos utilizarlo y distribuírlo de forma más inteligente e igualitaria, con el fin de mantener el movimiento.

  • Una de las primeras forma de recuperar espacio es reducir el espacio destinado al transporte motorizado privado, implementando vías exclusivas para transporte público de superficie y bicicletas. Con esto se está entregando dos opciones perfectamente confiables a quienes circulan en auto en cada uno de sus viajes.
  • La ampliación de veredas y la implementación de mobiliario público que invite a disfrutar las vías, donde sea posible sentarse a conversar frente a frente, caminar de la mano con tu pareja, o sentarse a disfrutar de un helado o una rica cerveza mientras observas al resto de las personas con las que compartes la ciudad.
  • La eliminación de estacionamientos de autos en superficie. Esta es una medida clave, sin duda polémica, pero si alguien decide moverse en auto, que salga al menos teniendo resuelto el tema de donde lo va a dejar mientras no lo usa. Los autos estacionados en la calzada comprimen el flujo vehicular al bloquear la vía, que por cierto es uno de los principales argumentos que se utiliza en Chile para disuadir protestas utilizando la fuerza pública.

    Menos facilidades para estacionar autos implica reducir y desincentivar su uso irracional.

  • Reducción de velocidad de circulación. La velocidad máxima de la mayoría de las ciudades del mundo está pensada teniendo como referencia las posibilidades de los vehículos a motor. Todos los demás deben adaptarse a esas condiciones con las limitaciones que eso conlleva. Sin embargo el precio en vidas que hay que pagar por eso es demasiado alto. Menos velocidad significa más posibilidades de sobrevivir cuando las cosas se salen de control o alguien comete un error.
  • Tarificación vial. Es una buena medida para mantener las zonas más concurridas de la ciudad libres de autos, que tan mal uso hacen del espacio. Menos autos particulares significa mas espacio para las personas, actividades, mas espacio público.
  • Peatonalización de centros urbanos, donde se concentra la mayor actividad. Por lo general son puntos con una amplia red de transporte público, por lo cual son zonas de fácil acceso.

Muévete en bici hoy, será un buen día.

Sobre Claudio Olivares Medina

Diseñador, fotógrafo y director de Bicivilízate. Trabaja para mejorar y enriquecer la experiencia urbana.

11 Comentarios

  • Que maravilloso sería que las ciudades fueran planeadas y modificadas para complir con las propuestas aquí descritas.

    Yo creo super útil lo de cerrar el acceso de vehículos al centro de la ciudad, al menos un par de cuadras desde la plaza central, y solo permitirlo a vehículos de emergencia, de abastecimiento y a particulares que lleven gente con alguna discapacidad. Y en otro radio disminuir la velocidad máxima de circulación a unos 30km/h.

    El ampliar las veredas para poder instalarse a comer o tomar algo sería ideal, pero en calles sin circulación de vehículos a combustión… ni un brillo comer o beber con un aire viciado.

    Lo de la eliminación de estacionamientos no sé, claramente es muy necesario en muchos sectores de muchas ciudades, pero no sé si por completo. Igual deberían quedar lugares gratuitos para estacionarse, o a muy bajo costo.

    Además, en sectores donde hay muchas calles paralelas, se podrían habilitar algunas en las que no ingresen autos, motos, buses ni camiones, solo residentes, y que sean utilizadas por vehiculos menores como las bicis. Claro que es válido para calles que realmente lleven a alguna parte útil, no para callecitas recidenciales en zonas aisladas.

  • Rodrigo Padilla dijo:

    Excelente artículo…., hace mucho tiempo que tengo una duda , he escuchado por ahí que los ciclistas no podemos circular por calles y avenidas si dichas vías disponen de “ciclorutas” para ello…esto es así??.
    Como todos saben las “ciclorutas”, son cualquier cosa menos un lugar seguro y práctico para circular por ellas. Cuando se segregan pistas de calles y avenidas (por ejemplo transporte público/transporte privado) se construyen bajo altas normas de calidad y seguridad, no me imagino que construyan un corredor del transantiago sin bermas o con una carpeta de rodado de maicillo o ripio.
    Tal como lo menciona el artículo de este blog los ciclistas somos vehículos con derecho a transportarnos en igual de condiciones (de comodidad, seguridad y eficiencia) que otros modos de transporte, por lo tanto no entiendo porque aceptamos que se construyan “ciclorutas” al ingenio del director de obras de turno o en función de optimizar al máximo los siempre escasos recursos….en fin.
    La pregunta de fondo entonces, tiene que ver con que si es legal que se obligue a un ciclista a circular por una vía que no cumple estándares mínimos de calidad, seguridad y eficiencia, tal como otros modos de transporte lo tienen.

    Saludos

  • […] contrario: mejorar el transporte público, ergo, mejorar las condiciones para caminar en la ciudad. Recuperar las calzadas y que los ciudadanos en bicicleta puedan circular libremente, sin estar confinados en espacios […]

  • David dijo:

    Excelente propuesta. Recordé que hoy anduve un rato por la vereda (quería andar más lento de lo habitual) y pensé: es más peligroso que por la calle. Las veredas son para los peatones y su manera impredecible de moverse.

    Lo único que no comparto es la idea de la tarificación vial, porque se favorece a los que tienen más dinero, se podría hacer una discriminación de otro tipo… no sé, onda restricción vehicular.

    Evidentemente a los automovilistas no les gustaría ninguna de estas medidas, pero sin duda son necesarias para tener ciudades que nos permitan mejorar nuestra calidad de vida, y por ende ser más felices.

  • […] En Bicivilízate concebimos esta imagen para transmitir en términos sencillos lo que implica un diseño vial centrado en el usuario de la bici, redistribuyendo las calzadas para recuperar el movimiento. […]

  • […] velocidades, etc. En cuanto a la infraestructura, toca trabajar en soluciones serias que permitan redistribuir las calzadas para recuperar el movimiento, re-ecualizar las vías, bajándole preponderancia al auto particular para dar paso al transporte […]

  • Alonso dijo:

    Hola

    Junto con saludar, aprovecho el espacio para hacer un comentario que tiene relación con el post.

    Hace algunos años que a favor del transporte público, comenzaron a diferenciar las vías exclusivas para Transporte Público
    de las vías para particulares lo que me parece muy bien. Ya que estas vías eran las más cercanas a la vereda: el lugar por donde
    transitan los peatones. Por otro lado, en los últimos años se han construido de otra manera esta vías, que a diferencia de las
    primeras, están ubicadas en el medio de la calzada. ¿Cuál es el problema? Al parecer ninguno, pero al observar y reflexionar sobre esta
    modalidad de inmediato noto varias falencias en el diseño. Los peatones deben cruzar las calzadas por donde circulan vehículos motorizados
    para llegar a los paraderos. Obligándolos a transitar frente a los vehículos motorizados por cruces peatonales a mitad de cuadra o cuando
    tengan la posibilidad de hacerlo ya que sabemos que no siempre son respetados. Esto aumenta la posibilidad de accidentes por imprudencias
    de ambas partes.

    Y lo demás es cuento viejo: Los cientos de litros de pintura amarilla para las cunetas o la pintura roja que se utiliza para marcar estas vías, las rejas divisorias,
    los enormes ojo de gato o pastelones de concreto, construir plazoletas centrales, etc. Esos recursos bien podrían utilizarse en hacer las cosas de otra manera, sino bien. Como ejemplo hablo de las de Av. Grecia, Av. Santa Rosa (Sur), Av. Matta, Av. Las Rejas (sur)

    ¿Para qué hacer las cosas bien? Cuando se pueden hacer mal. Se pueden hacer desde un escritorio, sin que los actores involucrados participen y
    sea finalmente un diseño inclusivo, en vez de uno exclusivo. Cuando veo que ocurren cosas como esta no puedo evitar pensar que vivimos en el mundo al revés.

    Me bajé del auto y me subí a la bicicleta. Eso me ayudo a ver desde otra (y muy amplia) perspectiva el tema de la movilidad en Santiago. Eso me ayudo a ser más empático,
    a encontrarle el gusto al espacio público, a respetar más a los peatones y a los demás conductores. Ya no importa mucho en que vehiculo te transportas, tienes
    la experiencia y eso te convierte en un actor más responsable. Gracias por el tiempo.

    Había estado hace un tiempo leyendo los artículos. Hoy escribo este comentario.
    Saludos cordiales.

  • […] Si bien hay varias cosas que se están mejorando en su trazado, destaca el hecho que se haya redistribuido la calzada, poniendo al vehículo bicicleta en el lugar que le corresponde y eliminado cerca de 80 […]

  • […] incorporan los conceptos de Redistribución de Calzadas (que comenzamos a impulsar a comienzos de 2012) y medidas de gestión de velocidad.  Esto permite […]

  • […] incorporan los conceptos de Redistribución de Calzadas  y medidas de gestión de velocidad.  Esto permite un poco más de flexibilidad (moderado en todo […]

Comenta: