Las luces de la bicicleta

por 21 Octubre, 2006Accesorios

Como norma, se debe contar con una luz delantera de color blanco o amarillo y una luz roja en la parte trasera. Así, cuando un vehículo nos enfrenta y ve una luz blanca, estamos enviando una señal al conductor que le permite entender que nuestra dirección es opuesta a la de él, ergo si un conductor recibe nuestra señal de luz roja, procesará esa información de manera que sabrá que nos dirijimos en su misma dirección.

Dibujo de la palabra luz con una luz roja de bicicleta

Las luces son obligatorias en casi todos los países y si bien están bajo la categoría de accesorio, ya que no están relacionadas directamente con la mecánica de la bicicleta y su ausencia no evita que funcione, son vitales cuando consideramos a la bicicleta como un medio de transporte.

Las luces nos permiten ser visibles en condiciones de ausencia o escasés de luz. Durante nuetros viajes de noche o en túneles, permiten que otros vehículos sepan de nuestra presencia en la ruta, además de nuestra dirección.

Lamentablemente no siempre los ciclistas cumplimos con esto, ya que en muchos casos se utilizan luces de un mismo color en ambas partes, posterior y anterior. Esto no es recomendable a no ser que quieras ser embestido por algún vehículo, incluso otra bicicleta.

Ya que las bicicletas no son vendidas con este tipo de accesorios, a diferencia de los autos, debemos dedicar tiempo a buscar, comprar e instalar nuestras luces. El mercado ofrece una amplia variedad de productos, siendo en este momento los mas recomendados los que utilizan leds ya que entregan una mayor visibilidad.

La mayoría de estos dispositivos utilizan pilas, esto permite que sean mas portables y los podamos extraer de la bicicleta cuando la estacionamos, pero tienen el inconveniente que debemos pagar por tenerlos funcionando además de acumular materiales tóxicos gracias a las pilas viejas, lo que puede ser mitigado si utilizamos pilas recargables.

También hay dispositivos que funcionan gracias a la energía que se genera por el movimiento de nuestras ruedas, lo que es posible gracias a los dínamos. El mercado también ofrece alternativas y con ellas podemos generar suficiente energía para alimentar todas nuestras luces.

Vínculos:

Lee también: Como escoger las luces de tu bicicleta

Claudio Olivares Medina

Sobre Claudio Olivares Medina

Diseñador, fotógrafo y director de Bicivilízate. Trabaja para mejorar y enriquecer la experiencia urbana.

22 Comentarios

Comenta: