Pedaleando con bolsos

Gran parte de las veces que nos movemos transportamos elementos u objetos con nosotros y cuando nos movemos en bicicleta no es la excepción.

Una de las alternativas más comunes es la utilización de bolsos y/o mochilas. Todos o casi todos contamos con algún tipo; son variadas las alternativas en cuanto al diseño y con algunas pistas podremos utilizar la que nos entregue mayor comodidad y seguridad.

Mochilas

  • Ofrecen seguridad y comodidad aunque la superficie que cubren del cuerpo es amplia lo que contribuye muchas vecesa generar exceso de sudor en la espalda
  • Es necesario quitársela para acceder al contenido
  • Algunos diseños incluyen reflectantes. Si no es así, aún existe la posibilidad de colocarles
  • Por lo general están hechas de materiales resistentes
  • Algunos modelos deportivos cuentan con un pequeño armazón que deja un espacio entre tu espalda y la mochila

Bolso mensajero

  • Su diseño está pensado para utilizarlo de forma cruzada en la espalda
  • No es necesario quitárselo para acceder al contenido
  • Incluye una pieza que permite un ajuste rápido de la correa
  • Un buen bolso mensajero siempre incluye reflectantes
  • Cuenta con varios bolsillos o compartimientos

Bananos o riñoneras

  • Su capacidad es inferior en comparación a las mochilas y bolsos mensajeros
  • Están diseñados para ser utilizados en la cintura en la parte frontal lo que puede limitar el movimiento de tus piernas. Conviente entonces utilizarlo orientado hacia atrás o cruzado en tu espalda
  • Es posible anexar reflectantes y luces
  • La forma y compartimientos son variables y algunos modelos incluyen soporte para botellas

Existen otros tipos de bolsos donde predomina mas el factor estético que funcional. Es conveniente asegurarlo bien a tu cuerpo, preferentemente cruzado en tu espalda para evitar deslizamientos o que interfiera con tus maniobras.

Como regla general es importante considerar lo siguiente al momento de decidirte por uno u otro modelo:

  • Que las telas sean resistentes y no presenten desgaste, lo mismo que las costuras
  • Que los sistemas de cierre funcionen adecuadamente. La salida de objetos desde el interior del bolso puede generar pérdidas materiales y caídas con sus consecuentes lesiones
  • Cuando requieras adosar reflectantes, procura que sean colocados tanto en la superficie más visible como en las correas ya que el movimiento generado en ellas, por la acción del viento al pedalear, aumenta de manera considerable la visibilidad
  • Mantén protegidas tus pertenencias del agua. Si vas a comprar un bolso procura que sea a prueba de agua, las telas impermeables tienen una apariencia plástica en el interior y las costuras están reforzadas con un revestimiento plástico. Si ya cuentas con un bolso y no es impermeable, mete tus pertenencias en una bolsa plástica cuando llueva

Mas allá de todos estos consejos, debes sentirte cómodo al pedalear con la opción que hayas elegido. Si sientes incomodidad y/o vulnerabilidad y falta de libertad en tus maniobras, revisa si el diseño que utilizas es el adecuado. Procura ajustar bien las correas hasta sentirte cómodo y fíjate que no existan elementos sueltos que puedan engancharse en tu bici u otro vehículo.

Claudio Olivares Medina

Sobre Claudio Olivares Medina

Diseñador, fotógrafo y director de Bicivilízate. Trabaja para mejorar y enriquecer la experiencia urbana.

24 Comentarios

Comenta: